EL USO HUMANO DEL AGUA Y DE LA TIERRA PUEDE ALTERAR LOS REGÍMENES DE SEQUÍA Y DE AGUA DISPONIBLE

Surgen nuevas formas de sequías, que probablemente transformen los ecosistemas

Héctor Luna

En un estudio reciente publicado en la revista científica estadounidense One Earth se detalla que están surgiendo nuevas formas de sequía a nivel mundial, debido al calentamiento del clima, los cambios en los patrones de conexión atmosférica y oceánica, la expansión del uso humano del agua y una historia de influencia humana sobre el medio ambiente.

/Tomada de https://radio.uchile.cl

One Earth es la publicación de una entidad que sostiene que es posible que el incremento de la temperatura global promedio se sitúe por debajo de 1,5ºC mediante el cambio a la energía renovable, la protección y la restauración de la naturaleza, y realizando una transición hacia la agricultura regenerativa.

En una nota del diario español La Vanguardia firmada por el periodista Marc Rovira -basada en informes científicos- se difundió el 7 de octubre que “si la temperatura aumenta 2°C, el hielo del Ártico desaparecerá por completo en uno de cada diez veranos” –“y no en uno de cada cien, como pasaría con un aumento del 1,5°C”–, y se subrayó que “cada medio grado importa”.

La investigación de One Earth fue difundida por NIDIS (National Integrated Drought Information System, sigla en inglés del Sistema Nacional Integrado de Información sobre la Sequía) –de Estados Unidos–, una herramienta creada específicamente para este siglo, y responder a las necesidades actuales en este tema clave para la producción agropecuaria, el cuidado del ambiente y la preservación de los recursos naturales.

Establecida por ley en 2006, NIDIS es una entidad mandatada para realizar una labor “interagencias” y “multisocios” para concretar monitoreos, pronósticos y alerta temprana de las sequías, dirigida por la NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration; Administración Nacional Oceánica y Atmosférica).

NIDIS debe consolidar información sobre los impactos físicos, hidrológicos y socioeconómicos de las secas, como soporte para tomar decisiones, por ejemplo desarrollar y aplicar herramientas de simulación de esos efectos –para anticipar respuestas-, y generar planificaciones proactivas para los afectados por las sequías.

Cómo revertir el “calentamiento global que se viene”

“El clima del futuro: qué son las sequías ecológicas, un saldo del calentamiento global que se viene” es el título de una nota del portal argentino Infocampo, difundida el 13 de octubre, sobre el estudio publicado en One Earth.

Los autores de ese artículo científico indican que se identificaron varios tipos de sequías, diferentes de las históricas, lo que dificulta que los expertos anticipen adecuadamente las secas futuras.

“Para revertir la situación, es necesario que se llenen varios vacíos clave de conocimiento y que se comprendan ciertos patrones, para anticipar adecuadamente los nuevos regímenes de sequía, especialmente la ocurrencia de megasequías”, se consignó en la nota del mencionado sitio web argentino.

Los científicos afirman que las fuertes restricciones de lluvias actuales son impulsadas o exacerbadas por el uso humano del agua, por lo que comprender cómo este uso –y el de la tierra– pueden alterar los regímenes de sequía y el agua ecológicamente disponible es crucial para la toma de decisiones.

“En conclusión, advierten y enfatizan que es más probable que las sequías emergentes del siglo XXI transformen los ecosistemas, es decir, cambien fundamentalmente la composición, estructura y función de las especies a tal grado que afecten los servicios de los ecosistemas de los que dependen los seres humanos y la vida silvestre”, se resumió en Infocampo. •

Se puede acceder a la nota completa mediante este link:

Compartir: