GERENTE DE ASUNTOS REGULATORIOS Y MEJORA CONTINUA DE MONTES DEL PLATA, MARÍA NOEL FADEL

“La seguridad es buen negocio, no es un costo”

“La seguridad es prioridad número uno para Montes del Plata (MdP) y no es un eslogan. Hay una convicción de que cuidar a las personas, cuidarnos nosotros y a nuestros compañeros, es clave”, explicó la Ing. Quím. María Noel Fadel, gerente de Asuntos Regulatorios y Mejora Continua de la empresa foresto-industrial, en el cuarto podcast elaborado por MdP (que puede escucharse y leerse completo haciendo clic en el espacio de la firma, ubicado en esta misma página). 

/Montes del Plata

Dijo que “para eso tenemos un equipo de técnicos e ingenieros especialistas en los temas de seguridad, que ayudan a construir herramientas, nos asesoran y capacitan a todas las personas. Pero la seguridad no la hacen los expertos, sino cada persona, cada día, cuando va a encarar su trabajo de forma segura, cuidándose él, cuidando a sus compañeros, pensando en su familia”.

El criterio rector es “proponer todas las mejoras tecnológicas que ayuden a que nuestro trabajo sea más seguro. Es un proceso de mejora continua: capacitar, entrenar, formar y asegurarnos de que a todos nos llegue el mensaje de cómo trabajar seguros”, detalló. 

De las motosierras a las harvesters 

Fadel recordó lo que ocurría cuando entró a trabajar en MdP, hace 15 años: “fuimos a visitar la cosecha y en aquel momento la tarea la hacían los motosierristas, con sus ayudantes. Una motosierra en cada árbol, llenando el tanquecito de combustible con un bidón (…). Hoy en día, la cosecha la hacen las harvesters o cosechadoras, gestionadas por operadores expertos, unas máquinas enormes con cabina climatizada y con todos los cuidados ergonómicos para el operador, que la maneja con un joystick”.

“Fue un cambio de tecnología que permitió un salto de seguridad para el operador, lo que implicó –por supuesto– todo un desafío de entrenamiento y capacitación de las personas”, resaltó Fadel, que realizó un posgrado en Administración de Empresas en la Universidad de la República y obtuvo un Green Belt Lean Six Sigma (una acreditación de nivel superior, relativa a una estrategia centrada en la mejora de procesos, entre otros aspectos) en la Universidad de Montevideo.

Actualmente, “para entrar a un monte en plena cosecha, hay protocolos para dar aviso, no cualquiera puede entrar” y “si alguien se acerca a menos de una cierta distancia –30 o 50 metros, dependiendo de la máquina– automáticamente el operador detiene el trabajo. No tiene que preguntarle a nadie, porque es una situación que puede generar un riesgo de seguridad”, advirtió.

No se “agrega”, es “parte” de la labor

La Ing. Quím. María Noel Fadel afirmó que “la seguridad no es un eslogan sino una cultura, que se incorporó luego de un largo proceso de maduración”, y que “no es algo que se ‘agrega’ al negocio” sino “parte del trabajo”.

“Estamos convencidos (de) que la seguridad es buen negocio, no es un costo. Si hay seguridad, todos vamos a volver seguros y sanos a casa” y también de que “un incidente –que puede terminar en accidente– puede ser muy costoso en la salud de las personas o en la afectación de toda la operativa”, manifestó.

Informó que “cada vez que hay un incidente, aunque no llegue a ser un accidente, hacemos una investigación muy profunda de sus causas, porque no queremos que vuelva a pasar”.

Destacó que el área forestal de Montes del Plata “era donde teníamos nuestros mayores riesgos y hoy día es una de las actividades ‘estrella’ en el plano de la seguridad. Allí hemos alcanzado los índices de empresas de primer nivel mundial”. 

Fadel puntualizó que “ahora el mayor desafío es el transporte y allí Montes del Plata está enfocando sus mayores energías”, porque “la seguridad vial es un tema prioritario a nivel país” y -aunque en la empresa el transporte es bimodal (camión y barcazas) y “eso reduce muchos kilómetros de circulación de camiones”- la madera “sale necesariamente por camión desde los montes y por eso trabajamos mucho en la profesionalización de los conductores y en la aplicación de tecnología”. 

En condiciones normales, MdP produce 1.400.000 toneladas de celulosa al año, aporta 1,7% del PBI (Producto Bruto Interno), representa 7% de las exportaciones y genera 6.500 puestos de trabajo (directos e indirectos), se informa en su sitio web.

Un 2021 “mucho más favorable”

“Estamos en un escenario desafiante en el mercado de la celulosa. La demanda está muy correlacionada con el crecimiento mundial y –en la situación actual– no vemos crecimiento” y “en algunos usos especiales –como papeles de impresión, diarios y revistas– se ve una baja que, se teme, puede ser estructural”, alertó el 3 de setiembre el gerente forestal de Montes del Plata, Ing. Agr. Diego Carrau, en el lanzamiento de la modalidad de comunicación denominada Bienplantados, en la que los podcasts cumplen un rol central.

Enseguida, aclaró que al observar el comportamiento de los mercados se advierten “productos como los papeles de higiene y los de embalajes, cuya demanda crece fuertemente, impulsada por el Covid. Hablamos de papel de cocina, higiene personal y doméstico”.

“La celulosa que produce Montes del Plata es de fibra corta, de Eucalyptus, cuyos usos principales son impresión, higiene y embalaje” y que hoy se constata que el “e-commerce está en expansión y eso impulsa la demanda de papeles de embalaje. A su vez, la preocupación por la sanidad aumenta la demanda de papel de higiene”, señaló Carrau, que se desempeñó como gerente de inversión de GMORR South America (Grantham, Mayo, Van Oterloo & Co Recursos Renovables).

El Ing. Carrau sostuvo que “el año que viene el escenario para la producción de celulosa va a ser mucho más favorable” y que la empresa estima que crecerá “en unas 20 a 25 mil hectáreas plantadas (…) en los próximos dos a tres años”.

Destacó como “área de influencia” a los departamentos de Río Negro, Colonia, San José, Flores y Soriano, hecho determinado “por las distancias a la terminal de M’Bopicuá y a la Zona Franca Punta Pereira”.

Compartir: