AMPLÍA A 60 MILLONES DE DOSIS SU CAPACIDAD DE RESPUESTA A EMERGENCIAS

Biogénesis Bagó instala una reserva estratégica de antígenos y vacunas contra la fiebre aftosa, única en América Latina

La compañía global de biotecnología especializada amplía a 60 millones de dosis su capacidad de respuesta a emergencias de vacunas contra la fiebre aftosa y lo hace con una capacidad de ampliación acorde a las demandas futuras.

Biogénesis Bagó tiene presencia en 14 países (integrando casa matriz, filiales y representaciones comerciales).
/Biogénesis Bagó

Biogénesis Bagó –empresa especializada en el desarrollo, la producción y la comercialización de productos para la sanidad y la productividad animal- inaugura sus nuevas instalaciones del Banco de Vacunas para Fiebre Aftosa.

“Nuestra experiencia en atención de emergencias, junto a nuestra constante innovación tecnológica y profesionalización del capital humano, nos consolida como referente mundial en la lucha contra la fiebre aftosa. Este proyecto es un ejemplo de nuestro compromiso con la evolución de la salud animal y, al mismo tiempo, con el desarrollo de conocimiento y capacidad de producción desde Argentina y la región hacia el mundo”, afirmó Esteban Turic, CEO (director ejecutivo) de Biogénesis Bagó.

Turic es Dr. en Ciencias Veterinarias y Máster en Microbiología, y tiene una sólida formación en Negocios y Pensamiento Estratégico.

Atención inmediata

La nueva instalación construida por la compañía apunta a atender la necesidad global de contar con vacunas de “clase mundial” para actuar frente a emergencias sanitarias y acompañar la evolución tecnológica.

Cuenta con medidas de seguridad y de monitoreo de características especiales, donde se alojan 20 tanques que permiten almacenar antígenos ultra-concentrados en nitrógeno líquido, a -180° C, informó la empresa en un comunicado.

Estos constituyen la materia prima crítica para formular vacunas con garantía de potencia y seguridad en un plazo no mayor a una semana, y así atender -de manera inmediata- cualquier emergencia que lo demande, en cualquier lugar del mundo. Con un esquema tradicional, la elaboración de una vacuna implica por lo menos tres meses.

“La participación en campañas de emergencia y la provisión al SENASA (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria) de Argentina, al Banco Nacional de Vacunas Animales y Contramedidas Veterinarias del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (su sigla en inglés es USDA) y al Banco de Vacunas Norteamericano para Fiebre Aftosa -que Estados Unidos integra con Canadá- marcan un precedente sobre nuestras competencias y los logros que podremos alcanzar a partir de esta ampliación”, afirmó el Dr. Rodolfo Bellinzoni, Director de Operaciones Industriales en Innovación de Biogénesis Bagó y referente mundial en la materia.

Este proyecto es parte de un ambicioso plan de inversión y desarrollo tecnológico para ampliar la capacidad productiva y estándares de calidad de las plantas, que contempla a futuro la realización de otras obras de relevancia en la planta de Garín –localidad argentina en la que está ubicada la casa matriz de la compañía- con el objetivo de sostener la expansión global de la firma.

Inversión constante

La evolución de Biogénesis Bagó como líder global posiciona a la compañía como una de las únicas empresas a nivel mundial con capacidad de producción y abastecimiento con productos de clase mundial seguros y eficaces.

Esto es el resultado de la vasta trayectoria e inversión constante de la empresa en la lucha contra la fiebre aftosa, y del trabajo conjunto con organismos científicos y técnicos de Argentina y centros de referencia globales.

Al mismo tiempo, la cooperación público-privada ha permitido el desarrollo de profesionales altamente calificados, que son la base de la evolución tecnológica de la empresa.

Biogénesis Bagó tiene presencia en 14 países (integrando casa matriz, filiales y representaciones comerciales) y su equipo de trabajo está formado por más de 900 personas, a nivel global.

Compartir: