FAO

Aumento de costos de importación de alimentos amenaza a los países más pobres del mundo

París, 10 jun / Reuters – Se espera que los costos de las importaciones de alimentos en todo el mundo se incrementen hasta niveles récord este año, acumulando presión sobre muchos de los países más pobres cuyas economías ya han sido devastadas por la pandemia de COVID-19, dijo el jueves la Agencia de Alimentación de la ONU.

/Tomada de www.gastronomiaycia.republica.com

Estos altos costos pueden persistir durante un período sostenido, ya que casi todos los productos agrícolas se han vuelto más caros, mientras que un repunte en los mercados de energía podría elevar los gastos de producción de los agricultores, dijo la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

“El problema no es que el mundo se enfrente a precios más altos”, dijo a Reuters Josef Schmidhuber, subdirector de la división de comercio y mercados de la FAO. “El problema son los países vulnerables”.

Se proyecta que la facturación mundial de importación de alimentos, incluidos los costos de envío, alcance los 1.715 millones de dólares este año, un 12% más que los 1.530 millones de dólares del 2020, dijo la FAO en su informe semestral de Perspectivas Alimentarias, publicado el jueves.

Si bien el crecimiento del comercio agrícola durante la pandemia ha puesto de relieve la resistencia de los mercados internacionales, los aumentos de precios desde fines de 2020 están elevando los riesgos para algunos estados dependientes de las importaciones, agregó.

Se pronostica que los países clasificados como de bajos ingresos y con déficit de alimentos por la FAO verán un aumento del 20% en sus costos de importación de alimentos, y que las economías que dependen del turismo estarán una posición particularmente precaria, dijo la agencia.

Las organizaciones de ayuda internacional ya han advertido sobre un número creciente de personas que sufren desnutrición en el mundo, a medida que la pandemia ha agravado la inseguridad alimentaria vinculada a los conflictos y la pobreza en estados como Yemen y Nigeria.

El índice mensual de precios de los alimentos de la FAO alcanzó un máximo de 10 años en mayo, reflejando fuertes subidas en los cereales, aceites vegetales y el azúcar.

Un índice separado de los costos de importación de alimentos, incluidos los costos de envíos que también se han disparado, alcanzó un récord en marzo de este año, superando los niveles vistos durante los ciclos alcistas de los alimentos en 2006-2008 y 2010-2012, dijo la FAO.

Las presiones inflacionarias han llevado a países como Argentina y Rusia a imponer restricciones a las exportaciones.

Compartir: