EL MERCADO AGROPECUARIO [SERAGRO|CARVE]

El equilibrio de “diferentes cultivos” en un predio es ambientalmente mejor que si predomina uno solo

En un artículo científico publicado este año sobre el impacto de la intensificación productiva se concluye que, “si en un predio de 1.000 hectáreas”, por ejemplo, “hay una distribución equilibrada de diferentes cultivos”, el impacto sobre la calidad del agua es “menor”, dijo en Carve la Dra. en Ciencias Ambientales, Gabriela Eguren, una de las autoras del estudio.

El impacto de la intensificación productiva sobre la calidad del agua es “menor” si “hay una distribución equilibrada de diferentes cultivos”, afirmó la Dra. en Ciencias Ambientales, Gabriela Eguren. /Tomada de TvAgro

Se analizaron –por ejemplo- el suelo, los cursos de agua y las pendientes, y la presencia de nutrientes en la superficie, “en particular de fósforo”, detalló en El Mercado Agropecuario.

El fósforo y sus características
El fósforo es un componente de fertilizantes –un nutriente- al que se considera vital para el crecimiento y la salud de las plantas. Pero debe ser correctamente aplicado y un punto crítico es su presencia en los cursos de agua, donde se vuelve contaminante.

Los problemas se generan porque, “cuando el agua pasa, no se lleva en realidad el fósforo, se lleva solo una parte mínima de él”, ha explicado en Carve el profesor grado 5 del Departamento de Suelos y Aguas de la Facultad de Agronomía (FAGRO) de la Universidad de la República (UdelaR), Ing. Agr. Carlos Perdomo.

“Gran parte del fósforo está absorbido, porque el fósforo” es una sustancia “muy pegajosa” y “se pega a los sedimentos, se pega al suelo en las cercanías” de las cuencas, y “el agua va pasando lentamente y se lo va llevando. En tiempos geológicos (…) se lo lleva rápido, pero en tiempos humanos demora mucho tiempo”, ha detallado en El Mercado Agropecuario el Ing. Perdomo, que también Dr. en Ciencias del Suelo por la Universidad del Estado de Iowa (Estados Unidos).

Dos proyectos en curso
La Dra. Gabriela Eguren participa desde mayo en un estudio para calibrar un modelo para predecir concentraciones de productos fitosanitarios y de fertilizantes. Comprende dos proyectos o capítulos: uno de monitoreo y otro de modelación.

Las cuencas del Arroyo del Tala (Salto) y del Río San Salvador (Soriano) constituyen los focos para la calibración del modelo.

Integran el equipo de trabajo técnicos del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA); de las facultades de Ciencias, de Ciencias Económicas y de Administración, y de Ingeniería de la UdelaR; de la Universidad ORT y del IRI (sigla en inglés del Instituto Internacional de Investigación para el Clima y la Sociedad, de la Universidad de Columbia, Estados Unidos).

La Dra. Eguren representa a la Facultad de Ciencias de la UdelaR, en particular al Laboratorio de Ecotoxicología y Química Ambiental del Instituto de Ecología y Ciencias Ambientales de ese centro universitario.

Los proyectos están financiados por la Agencia de Investigación e Innovación (ANII) de nuestro país.

Compartir: