EL MERCADO AGROPECUARIO [SERAGRO|CARVE]

Es “realmente llamativo” el nivel de inversión en investigación en lechería

Al establecerse una comparación con los países competidores en producción lechera, Uruguay tiene una oportunidad diferencial en “la productividad de la tierra”, afirmó en Carve el gerente de Información y Estudios Económicos del Instituto Nacional de la Leche (Inale), Ing. Agr. Jorge Artagaveytia.

Tomada de http://revistacrea.uy

Sostuvo que, pese al “momento de crisis”, se ha desarrollado “una conjunción de voluntades” para invertir en investigación en lechería, “en la producción primaria, a nivel de los tambos”.

Artagaveytia subrayó en El Mercado Agropecuario que el nivel de inversión es “realmente llamativo, pese a la menor cantidad disponible de dinero para hacerlo”.

Destacó los ensayos que se han realizado en el Centro Regional Sur (CRS) de la Facultad de Agronomía (Fagro) de la Universidad de la República (UdelaR) en el marco de la Red Tecnológica Sectorial (RTS) en lechería, el trabajo del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (Inia) con el Proyecto 10MIL y la labor de la Estación Experimental Dr. Mario A. Cassinoni (Eemac) de la Fagro, que –además de su trabajo de muchos años de investigación en el tema– cuenta desde el 10 de octubre de 2018 con la nueva Unidad de Investigación y Desarrollo en lechería, que fue promovida y financiada por la RTS.

En este contexto, el “rol específico” que asume el Inale es ponerle “números a los procesos de intensificación” productiva, explicó Jorge Artagaveytia.

En todos los ensayos de investigación que se realizan, el aumento de la productividad de la tierra se busca “en base a mayor producción de pasto y mayor consumo de pastura” como elemento de competitividad y como factor que, “desde el punto de vista económico, nos puede hacer resilientes”, explicó.

“De pasto a leche” es la frase que resume el concepto que se desarrolla y que sirve de nombre para una serie de jornadas técnicas sobre el tema.

En base a los estudios y las propuestas de la academia, el Inale cuantifica la inversión y la ganancia que se genera al aplicar la tecnificación indicada, y cuantifica, también, cuáles serían los créditos necesarios para poder hacerlo.

El Ing. Artagaveytia señaló que “un número muy general” para un productor medio que en el último ejercicio haya tenido un ingreso de capital de 200 dólares por hectárea, al adoptar las propuestas del CRS y aumentar la carga en 30%, “se logran impactos de ingreso de capital de un 88%” y, así, pasaría de 200 a 350 dólares.

Agregó que, en caso de “llevar la carga a un 55% mayor, o sea ordeñar un 55% más de vacas que lo que hoy se tiene en la misma tierra”, es posible “aumentar el ingreso a 500 dólares” por hectárea.

“Por supuesto, gastando más en fertilizante, adoptando una cantidad de medidas. No es sólo metiendo vacas sino haciendo una rotación muy afinada en la pastura, haciendo toda una metodología de consumo de pasto”, entre otras cosas, se puede arribar a ese nivel de ingreso de capital, puntualizó.

Las cifras “condicen” con las de “los productores que llevan registros y que están en los números más destacados” –como los de Fucrea o Conaprole–, expresó.

El gerente de Información y Estudios Económicos del Inale manifestó que “se constata” que esos números “se pueden dar” en la realidad porque “hay productores que lo han logrado”. •

El Mercado Agropecuario (25/4/2019)
Compartir: