EL MERCADO AGROPECUARIO [SERAGRO|CARVE]

Informe sobre la situación de la lechería

Algunos apuntes sobre China, el principal socio comercial de Uruguay.

El crecimiento del PBI de China se desaceleró este año: 6,3% versus 6,6 en 2018.

La lechería “ha demostrado” ser capaz de recuperarse de situaciones adversas y continuar “creciendo”, dijo el Ing. Agr. Mario Fossatti, coordinador lechero de FUCREA. /Tomada de www.elnuevodia.com (GFR Media)

Pero la demanda de productos lácteos continuó siendo alta en el primer cuatrimestre, señaló el Observatorio de la Cadena Láctea Argentina (OCLA). Las importaciones chinas crecieron 17,3% en cantidad y 20,4% en monto, en el periodo enero-abril de 2019.

La invitación del ministro

En el Foro INALE 2019, el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Enzo Benech, dijo que “para el gobierno, el complejo lácteo es tremendamente importante. Tenemos que producir, poder vender y cobrar. Tenemos la voluntad de solucionar inconvenientes, pero a la hora de salir a vender empiezan a jugar aspectos que no controla Uruguay”.

“Como tenemos que hacer cosas y estamos haciéndolas, en el caso de los mercados, aparte de estudiar y diversificar productos y ganar nuevos (mercados), no podemos ignorar el papel que significa Asia, especialmente China. La primera semana de noviembre iré a la feria de la exportación de ese país y, como el sector lácteo es una prioridad para Uruguay, ya está en la agenda de trabajo”, anunció Benech.

“Las empresas que quieran acompañarme están invitadas, porque ese es el desafío. Son mercados emergentes que tienen plata, y (es) donde está la demanda en el largo plazo. Por eso, debemos empezar a trabajar, porque China es extremadamente exigente, y distinto a nosotros”, señaló.

El Ing. Agr. Benech –que ha sido productor lechero durante muchos años, en el departamento de Colonia– afirmó que para mejorar la competitividad del sector es necesario mejorar en todas las fases y, en particular, en la producción. 

“Sin productores eficientes, no hay industrial que aguante –manifestó–. Le podemos pedir a la industria que diferencie más su producto o que sea más eficiente, pero eso no será posible si no mejoramos el ausentismo de los trabajadores. Tampoco será posible si nuestros productores siguen cayendo y tenemos menos leche.”

“Máxima alerta”

Diez gremiales de productores de leche de todo el país firmaron un comunicado donde se declaran en “máxima alerta”, debido a la “muy complicada” situación que está experimentando la lechería nacional, dijo a nuestros compañeros de Valor Agregado, aquí en Carve, el directivo de la Agremiación de Tamberos de Canelones, Justino Zavala.

El 12 de junio, Zavala informó que “desde abril está cerrando un tambo por día” y que eso “provoca una pérdida del tejido social del sector y que los tambos cada vez se concentren en menos manos”.

El 11 de diciembre del año pasado, Zavala había declarado a nuestros compañeros de Informativo Carve del Mediodía que cada tres días un productor de leche abandonaba el rubro.

Las gremiales lecheras informaron hacia la mitad de este mes que habían adoptado las siguientes medidas:

“1) Declarar al gremio de los productores lecheros en máxima alerta.

2) Solicitar en carácter grave y urgente una reunión con el Sr. Presidente de la República, Dr. Tabaré Vázquez, a los efectos de instrumentar las medidas acordadas el 30 de enero próximo pasado en la residencia de Suárez.

3) Exigir que en forma inmediata el Gobierno asuma la responsabilidad del cobro de la deuda que Venezuela tiene con Conaprole, originada en el marco del acuerdo entre ambos países y que hoy recae exclusivamente sobre los productores lecheros.

4) Reclamar a toda la industria los máximos esfuerzos para mejorar el precio de la leche al productor, en el más breve plazo posible.”

Precios de abril

El INALE (Instituto Nacional de la Leche) informó este mes que el precio de la leche al productor -medido en dólares por litro- cayó 14% en abril, con respecto a igual mes de 2018. Si se coteja con el precio vigente en diciembre del año pasado, aumentó 4%.

“Al comparar el precio de venta de la industria por litro de leche colocada en abril de 2019, con diciembre del año anterior, se observa una reducción de 4% en dólares y un aumento de 1% en pesos”, indicó el INALE en su informe “Precio de la leche y de productos lácteos” correspondiente a abril pasado.

Se agregó que “el precio promedio recibido por la industria en abril de 2019 fue 9% inferior en dólares, y mejoró 10% en pesos comparado con el mismo mes de 2018”.

La comparación

Tanto en los precios de la leche al productor medidos en su forma más general como corregidos por composición (Grasa Butirosa + proteína), los tamberos de nuestro país obtienen los menores valores en una comparación con Argentina, Brasil, Chile, Estados Unidos, Nueva Zelanda y la Unión Europea (UE), revela un trabajo realizado por el ya mencionado Observatorio de la Cadena Láctea Argentina.

En el primero de los casos, el ranking (en dólares por litro, con valores de abril de 2019) es el siguiente: Estados Unidos y la llamada UE 15 (ambos con 0,390), Brasil (0,389), UE 28 (0,386), UE 13 y Chile (ambos con 0,360), Nueva Zelanda (0,331), Argentina (0,315) y Uruguay (0,305).

Al considerar los precios al productor corregidos por composición, la lista es encabezada por Brasil y la UE 15 (ambos con 0,389), seguidos por la UE 28 (0,384), EEUU (0,378), UE 13 (0,358), Chile (0,343), Argentina (0,315), Nueva Zelanda (0,312) y Uruguay (0,298).

Exportaciones a mayo

“En los primeros cinco meses del año aumentó la facturación recibida de leche en polvo descremada y entera (con menores precios), mientras que cayó la de queso y manteca”, lo que determinó que “los ingresos fueran un 3% inferiores a los del mismo período de 2018”, informó el INALE este mes, en su reporte sobre las exportaciones de lácteos cerradas a mayo.

“En el acumulado a mayo, los productos que aumentaron la facturación fueron leche en polvo descremada” (con un importante incremento –de 118%- y leche en polvo entera –con 2% de aumento- “respecto al mismo período de 2018. (…); descendieron la manteca (24%) y los quesos (19%)”, indicó el Instituto Nacional de la Leche.

En la primera licitación de junio de Fonterra, el índice global de precios de los lácteos disminuyó 3,4% con relación a la última licitación de mayo.

Éste –el de Fonterra– es el indicador de referencia mundial para los lácteos.

Medir y registrar

“Lo que no se mide y no se registra, no se evalúa, no se controla y por lo tanto no mejora. Es esencial llevar registros de todo lo que ocurre en el predio, los pesos, litros de leche, costos de insumos, gastos de empleados, entre otros aspectos. Eso permitirá saber cuánto se gana, se invierte y se necesita para que la actividad sea rentable”, recomienda el zootecnista colombiano Michael Rúa Franco, director de la firma Cultura Empresarial Ganadera.

En la misma línea de razonamiento, el gerente de Información y Estudios Económicos del INALE, el Ing. Agr. Jorge Artagaveytia, dijo en mayo pasado en El Mercado Agropecuario:

  • Llevar registros de lo que se hace en el establecimiento” y de sus resultados es “muy importante”.
  • Hay que “recorrer la pastura y tener una medición, tener una idea de cuántos kilos están disponibles para que coman las vacas”.
  • Aunque “de repente algún productor no (…) siente que está en esa situación”, en Uruguay “estamos compitiendo a nivel mundial con grandes jugadores de ligas mayores”.
  • “Un tambo (…), hoy en día, es una empresa que exporta y que, por lo tanto, tiene que profesionalizarse en forma muy importante”.
  • “Todo lo que tiene que ver con llevar números es parte de la profesionalización que hoy requiere un tambo” para “ser competitivo”.

Más pasto y más carga por hectárea

Ahora, afirmaciones que el Ing. Agr. Santiago Fariña, director del Programa Nacional de Investigación en Producción de Leche del INIA, realizó en nuestro programa el 1º de agosto de 2017:

  • “Hoy, de los gastos directos del tambo, el 50% es la alimentación y, de eso, el 75% de los costos directos de alimentación es en concentrados”.
  • “La pastura, en cambio, ocupa solamente el 18% de los costos de alimentación, pero representa en potencial de litros de leche más de 50%. Entonces, vemos que el costo del kilo de materia seca de pasto es la vía para poder bajar el costo de alimentación”.
  • Se podría cosechar “casi el triple” del pasto que se obtiene hoy: “lo que nos limita no es el ambiente, no es el suelo, no es el clima, la temperatura, (o) las precipitaciones, sino el sistema productivo”.
  • “Y ahí son tres cosas claves que nos están faltando. Una es carga. Estamos en una vaca por hectárea, y necesitamos una vaca y media o dos. Otra es infraestructura, porque nuestros tambos, si aumenta la carga, tienen más vacas en el sistema y eso son más horas de ordeñe, más barro, más tiempo en locaciones, y se necesita mejor infraestructura. Y, la tercera, una estrategia de alimentación. Pensar la alimentación del tambo desde el pasto. Primero, monitorear y saber cuánto crece el pasto, y ahí pensar la dieta de la vaca, y no al revés”.
  • Sobre esa base, “planteamos un sistema productivo” que “apunta a cosechar 10 toneladas de materia seca de forraje por hectárea/vaca masa por año”.

Nueva “ventana” de investigación

En la 19ª edición de la Jornada Anual de Lechería de la Estación Experimental “Dr. Mario A. Cassinoni” (EEMAC) de la Facultad de Agronomía (FAGRO) de la Universidad de la República (UdelaR), se presentaron líneas nuevas de investigación.

Una de ellas es “Pastoreo sin barro y sin estrés calórico: ¿adónde nos conduce?”, señaló en El Mercado Agropecuario hace poco más de un año –el 13 de junio de 2018– el Ing. Agr. Pablo Chilibroste, uno de los responsables de la Jornada.

Anunció que –en un experimento de mediano plazo– “se evaluarán sistemas intensivos de producción de leche, pero apostando siempre a una producción y utilización intensiva de forraje”.

En este caso, existirá “la posibilidad de que los animales que no estén accediendo al pastoreo por razones de desacople entre oferta y demanda –que ocurre en muchos períodos del año– tengan acceso a condiciones de alimentación controlada”, explicó.

Estas condiciones generan “posibilidades de controlar las condiciones de barro, de temperatura, de humedad”, detalló Chilibroste, que es el director del Departamento de Producción Animal y Pasturas de la Facultad de Agronomía.

“Esto abre una nueva ventana de investigación, que hasta ahora no se ha explorado en el Uruguay”, afirmó.

Esta línea de trabajo está vinculada a “las posibilidades que estamos viendo de intensificación de la lechería, donde asumimos que va a haber cada vez más mayores exigencias en lo que tiene que ver con bienestar animal, con características del producto que obtenemos, con nuevos productos que se están empezando a investigar en Uruguay”, explicó Pablo Chilibroste.

“Cambios en toda la cadena”

La lechería es “un sistema complejo” pero “el punto clave está en la alimentación del ganado”, que es “la mayor parte de los costos”, afirmó en marzo de 2018 en Carve el coordinador lechero de la Federación Uruguaya de Grupos CREA (FUCREA), Ing. Agr. Mario Fossatti.

Tras señalar que “la producción de leche es el 80% de lo que ingresa” en términos económicos, sostuvo que “cuantos más litros de leche se saquen por cada unidad de alimento que estemos ampliando, mejor nos va a ir”.

Luego, enumeró en El Mercado Agropecuario algunos de los factores necesarios para lograr ese objetivo: “producción forrajera, aprovechamiento de la producción forrajera, correcta alimentación de los animales en cuanto al balanceo de la suplementación que se haga de esa pastura y a la complementación con reservas para los períodos de baja producción de pasturas. O sea que toda esa gestión de la alimentación es el punto yo diría que clave”, concluyó el Ing. Fossatti.

A nivel de los tambos, “las perspectivas no son malas”, pero será necesario “reenfocar la manera en que producimos, porque las condiciones no son las mismas ahora que las que eran hace cinco años”, advirtió el coordinador lechero de FUCREA.

“Vamos a tener que incrementar mucho la eficiencia productiva, que es (…) lo que nos indican nuestros números” –los de los grupos Crea lecheros– y “creo que vale para todo el mundo. Es decir que cada peso que se gaste tiene que dar un rédito importante. Y hay que cuidar mucho toda la gestión de los establecimientos”, recomendó a los tamberos en general.

El Ing. Agr. Mario Fossatti opinó que el sector requiere “cambios en toda la cadena” y “a todos los niveles”, transformaciones que “no se procesan rápido”, pero la lechería nacional “ha demostrado ser capaz de hacer esos cambios, y cambios más grandes también, y de crecer a lo largo de muchas décadas, con situaciones de disminución de la producción o lo que fuera, generalmente muy cortas, y de las cuales se recupera y continúa creciendo”, finalizó el coordinador lechero de la Federación Uruguaya de Grupos CREA. •

El Mercado Agropecuario (19/6/2019)
Compartir: