Fin de las cosechas confirma buen desempeño en el ciclo 2018/19

Rendimiento de soja alcanzaría nuevo récord

La recolección de la producción sojera finalizará en los próximos días y el avance (mayor al 90% del área) permite un mejor ajuste de las previsiones acerca de los resultados alcanzados. Las condiciones climáticas fueron favorables en la mayoría de las situaciones lo que permitiría que el rendimiento promedio nacional alcance un nuevo máximo histórico en el año agrícola 2018/19, en torno a 3.000 kg/ha. El anterior máximo era de 2016/17, cuando se había alcanzado una productividad media de 2.950kg/ha.

La media nacional de rendimiento de la soja se ubicaría en torno a los 3.000 kilos por hectárea. /Seragro

Elevados rendimientos

Los mejores rendimientos se alcanzaron en los cultivos “de primera”, que ocuparon aproximadamente 2/3 de la superficie sembrada (estimada en torno a 1 millón de hectáreas). El tercio del área restante, correspondiente a las siembras “de segunda”, tiene  –como es habitual– menores niveles de productividad. Adicionalmente, el rendimiento observado en las siembras “de segunda” muestra una importante variabilidad, consecuencia de una gran dispersión de las fechas de siembra que en algunos casos se concretaron avanzado el mes de enero.

El retraso fue provocado por las frecuentes precipitaciones del comienzo del verano (las que al mismo tiempo iban dando soporte al excelente desempeño de los cultivos ya instalados). Obviamente, las siembras más tardías vieron comprometido en mayor medida su potencial productivo. Afortunadamente el clima durante el otoño ha tenido un comportamiento favorable (en especial por las elevadas temperaturas medias) y permitió que la productividad de esas situaciones más problemáticas resulte mayor a las proyecciones que se realizaban semanas atrás.

La media nacional se ubicaría en torno a los 3.000 kg/ha, resultado global que surge de cultivos “de primera” con promedios de aproximadamente 3.250 kg/ha y de 2.500 kg/ha en los “de segunda”.

La productividad, en caso de confirmarse, representaría un nuevo récord para el cultivo en el país (el máximo anterior fueron los 2.950 kg/ha alcanzados en el año agrícola 2016/17) y sería casi 2,5 veces superior al bajísimo desempeño logrado el año pasado, severamente afectado por una intensa sequía.

Crece fuertemente la oferta exportable

Los altos niveles de productividad dan lugar a una previsión de cosecha de 2,98 millones de toneladas, un aumento de 123% respecto de los 1,33 millones de toneladas obtenidos en el año previo. Sin embargo el volumen proyectado se ubica 20% por debajo del récord de 3,7 millones de toneladas alcanzado en 2012/13.

La expansión de la cosecha se traslada directamente a la oferta exportable, que crecerá significativamente respecto de la zafra previa. En el trimestre marzo – mayo/2019 se concretaron exportaciones por un volumen de 803 millones de toneladas, 15% por encima de las 690 millones de toneladas exportadas en igual período de 2018.

A pesar del aumento de los volúmenes exportados, el monto ingresado por esas ventas tuvo una caída de 9%  en los períodos comparados (US$ 255 millones vs. US$ 279 millones en 2018). El descenso se explica por la fuerte baja de los precios de exportación que en el período pasaron de US$ 400 la tonelada a US$ 318, una baja de  23%).

Sin embargo, al proyectar todo el año comercial el aumento de los volúmenes exportados sería mayor a la baja en el precio de las ventas, resultando en un crecimiento del ingreso anual por las exportaciones. En el período mar/19-feb/20 las ventas de la oferta exportable sojera podría sumar casi 900 millones de dólares, monto 72% por encima de los US$ 255 millones ingresados durante los 12 meses previo. •  

Compartir: