MERCADO DE GRANOS EN LOS NIVELES MÁS BAJOS DE LOS ÚLTIMOS TRES AÑOS

Primeras proyecciones para 2019/20 acentúan presiones bajistas

La trayectoria declinante del precio de los granos observada en los mercados globales en las últimas semanas ha sido una noticia destacada, más aún porque ocurre en momentos de ingreso de la cosecha nacional de los cultivos estivales, la más relevante para la actividad agrícola en nuestro país.

Según el USDA, las existencias mundiales de trigo alcanzarían a 293 millones de toneladas al cabo del ciclo 2019/20, volumen que representa 39% del consumo global. /Tomada de www.grupotrigo.com.uy

Los valores de los productos han alcanzado los niveles más bajos de los últimos años, en una dinámica que, si bien muestra diferencias entre los distintos granos, se verifica generalizadamente.

Esta tendencia parece consistente con el comportamiento que exhiben los balances de oferta y demanda globales –los “fundamentos” del mercado–, aunque también recoge efectos del enfrentamiento comercial entre China y EEUU, que se prolonga desde mediados de 2018 y recrudeció en las últimas semanas.

La evolución de los mercados

El índice de precios global para los granos que elabora regularmente el International Grains Council (IGC) –denominado GOI (Grain and Oilseed Index)– incorpora el comportamiento de los precios de exportación en los puertos más relevantes para los cinco principales granos (trigo, maíz, soja, arroz y cebada). De ese modo, resulta un muy buen indicador de la dinámica general del mercado internacional.

En la primera mitad de mayo, el índice GOI alcanzó un valor de 177, lo que marca caídas de 16% y 11% en relación con los valores registrados un año y tres años atrás, respectivamente. Ese comportamiento del índice global se repite –con ciertos matices– en el de los subíndices de todos los granos.

El subíndice de la soja –elaborado con la información de los precios de exportación en los tres principales orígenes del grano de soja (EEUU, Brasil y Argentina)– es el que muestra los mayores descensos. La baja resulta de 22% respecto a mayo del año pasado y es también de 22% la caída respecto del índice registrado tres años antes.

En el caso del maíz, cuyo subíndice recoge los precios FOB en cuatro orígenes (EEUU, Argentina, Brasil y Mar Negro), los valores también se deterioran significativamente, cayendo 16% respecto al registro de mayo de 2018 y 10% con relación al de mayo de 2016.

Para el trigo también se comprueba una trayectoria a la baja en el último año, aunque los valores se mantienen por encima de los registrados tres años antes. El subíndice del IGC –que incluye la información de los precios de exportación en diez orígenes en EEUU, Canadá, Unión Europea, Australia, Mar Negro y Argentina– muestra en la primera mitad de mayo/2018 un promedio 11% inferior al del año previo; en cambio resulta todavía 6% mayor al nivel de 2016.

Los precios FOB en los puertos argentinos han alcanzado a US$ 320 a 325 la tonelada en el caso de la soja, a US$ 160 a 165 en el del maíz y a US$ 215 a 220 en el del trigo, valores que representan caídas de 20%, 15% y 18% respectivamente, en relación al nivel mostrado un año atrás.

Previsiones para la oferta y la demanda global

El viernes 10 de mayo el Departamento de Agricultura de EEUU (USDA, según su sigla en inglés) divulgó el ajuste mensual de los balances de oferta y demanda de granos. El informe incluyó la primera proyección del USDA para el ciclo 2019/20, por lo que era aguardado con especial expectativa.

El trigo tendría un aumento de existencias de 7%, alcanzando a 293 millones de toneladas al cabo del ciclo 2019/20, volumen que representa 39% del consumo global (frente a 37% en el ciclo previo).

El arroz también mostraría un crecimiento de existencias, aunque de menor intensidad (poco más de 1%), al tiempo que mantendría una elevada relación entre existencias y consumo (del orden de 35%).

En el caso de la soja se proyecta una evolución estable de las existencias, que se mantendrían en 113 millones de toneladas, y también sería similar el indicador existencias:consumo al cabo del ciclo 2019/20 (32% vs. 33%).

Como se señaló, sólo se proyectan caídas de las existencias en el caso del maíz, que alcanzarían un total de 315 millones de toneladas, 11 millones menos que en el ciclo previo (un descenso relativo de 3%) y cuya relación existencias:consumo se reduce de 29% a 27%.

En suma, las existencias globales de trigo, soja y arroz se mantendrían en niveles elevados y sólo se proyectan reducciones de destaque en el caso del maíz. En general, las previsiones confirmaron un escenario caracterizado por la abundancia de oferta, con la consecuente presión bajista sobre los mercados. •

Compartir: