PARA CONTROLAR PRECIOS DOMÉSTICOS

Gobierno argentino analiza subir impuestos a exportaciones de alimentos

Buenos Aires, 23 abr / Reuters – El Gobierno argentino está analizando la posibilidad de incrementar los impuestos a las exportaciones de alimentos como medida para controlar la fuerte alza en los precios domésticos al consumidor, dijo el viernes la secretaria de Comercio Interior en una entrevista con la radio local El Destape.

/Tomada de www.agritotal.com

Argentina es el principal exportador mundial de harina y aceite de soja, el tercero de maíz, y un importante proveedor global de trigo.

Sin embargo, el país sufre una dramática tasa de inflación que según datos estatales fue de 42,6% en los últimos doce meses hasta marzo, sostenida en parte por las fuertes alzas en los precios de los alimentos.

El Gobierno del peronista Alberto Fernández atribuye la suba en las góndolas argentinas a los elevados precios internacionales de granos, que están en sus niveles más altos en años.

«Está en análisis» un aumento en el impuesto a las exportaciones de alimentos, dijo Paula Español, secretaria de Comercio Interior de Argentina, que describió la potencial medida como una manera de «desacoplar los precios internacionales de los precios domésticos».

Argentina actualmente grava las exportaciones de soja en un 33%, las de harina y aceite de soja en un 31%, y las ventas al exterior de trigo y de maíz en un 12%.

A inicios de año el Gobierno argentino aplicó límites a las exportaciones de maíz para intentar controlar precios domésticos, pero dio marcha atrás tras protestas de productores. También amenazó con subir el impuesto a las exportaciones de trigo, pero tampoco terminó avanzando en ese sentido.

«¿Nuevamente declaraciones de este tenor? Estos dichos intempestivos, enervan a nuestros productores, generan preocupación», dijo Carlos Iannizzotto, presidente de la asociación agropecuaria CONINAGRO, en su cuenta de Twitter.

CONINAGRO es una de las cuatro principales asociaciones agrícolas del país, que realizaron una huelga comercial en los primeros meses del año en protesta contra la intervención del Gobierno en el mercado de granos.

Compartir: